lunes, abril 18, 2016

EN DEFENSA DEL SOCIALCONFUSIONISMO

"Sufro como caviar"

En los últimos días he visto que algunos amigos míos critican a Susana Villarán, Marisa Glave y otros representantes de la pseudoizquierda, quienes dan a entender que votarían por PPK, identificado con el neoliberalismo en el Perú, lo cual sería una contradicción moral y/o política.




Creo todo lo contrario. La caviarada, que votó por el Frente Amplio, se ha desarrollado en base al odio: odio al sistema, odio a los uniformados, odio al aprismo, odio al fujimorismo, etc., y no admiten nada bueno de estos sectores. Siempre el odio antes que las acciones actuales en sí.



Solo dos candidatos por quién votar en segunda vuelta

No existe un “antiPPK”, por lo tanto, si eres un caviar, te vas a inclinar por PPK. Eso es lógico, a pesar de que el peruano-norteamericano aún enfrenta cuestionamientos por subir el IGV cuando era ministro de Toledo, favorecimientos a empresarios cuando era funcionario con Belaunde, y gestionar la “inversión” de Odebrecht en la Carretera Interoceánica Sur, que terminó siendo pagada por nuestros impuestos en más de mil millones de dólares.

Ojo, no es lo mismo caviar que socialconfuso. El caviar normalmente termina actuando así por dinero, mientras el socialconfuso es una persona con buenas intenciones, pero que no sale del estrecho pensamiento “todo lo de derecha es malo, y todo lo de izquierda es bueno”.



Derecho a marchar por tus antipatías

Por eso, este sector basado en “antis” seguramente votará en silencio por PPK, porque más odia a Keiko Fujimori -por los errores y crímenes de su padre

Ellos calculan que si vician su voto ayudarán a la candidata de Fuerza Popular, y tendrán que asumir una posición activa, y eso no se debe criticar.

Tal vez yo también vote por PPK, pero vamos a ver qué pasa en la campaña.

1 comentario:

Marcos Ortiz dijo...

Dr,Bien didáctica la diferenciacion, saludos.