jueves, enero 29, 2009

VÍCTOR RADO


Viajó hasta la frontera con Brasil
para destapar corrupción

El señor Rado, don Víctor, el tío Rado o Rado a secas. Falleció hace dos semanas y en EXPRESO se sintió su partida con fuerza. El cáncer se lo llevó, pero nunca pudo contra su ímpetu y talento periodístico, a tal punto que en el último año consiguió portadas que estuvieron entre las mejores del tradicional diario en el cual tengo el honor de trabajar.

Se decía que mi ex editor de cierre era aprista –la mayoría de grandes intelectuales del Perú lo han sido, aunque cada vez menos-, aunque no tenía problemas en revelar las "gracias" de altos funcionarios del régimen que supuestamente encabeza Alan Gabriel Ludwig García Pérez.

Ministros y lobbistas: PPK y Veróniza Zavala

Una de estas perlas es Verónica Zavala Lombardi, que está metida en todos los escándalos mayores que tengan que ver con Transportes y Comunicaciones. Claro, ella tuvo gran experiencia como asesora de la Presidencia del Consejo de Ministros, al mando del norteamericano Peter Paul Kucynski, bajo cuya responsabilidad política se fijaron ciertos contratos millonarios entre el gobierno de Alejandro Toledo y empresas extranjeras.

LA GRAN ESTAFA
Bueno, mi ex jefe se dio mañana para investigar algo que tenía que ver con la mayor obra de infraestructura vial de la historia: La Carretera Interoceánica, en sus tramos al sur del país. Según el contrato original –firmado por el Estado con un consorcio de la brasilera Odebrecht y la "peruana" Graña y Montero- iba a costar alrededor de 500 millones de dólares. Luego de unos agregados, nuestro titular del MTC de entonces, José Ortiz, comprometió el dinero de todos los peruanos para tapar los huecos.



El gobierno cree que los carros vuelan


Al final, la obra CUESTA MÁS DE MIL MILLONES DE DÓLARES, y la diferencia con el cálculo original la ponemos con nuestros impuesto. O sea, los privados invierten solo unos 100 millones –incluso estoy exagerando para redondear- y con la subvención y el peaje ganarán cinco veces más.

Víctor Antonio Rado Cáceres no tenía falsa vergüenza, y pueden ver que él mismo se propuso para la portada de la edición de EXPRESO que denunció esto a inicios del 2008. El caso siguió dando que hablar, al punto que representantes de Odebrecht llegaron al diario exigiendo hablar con los dueños. O sea, querían transar y no aclarar las cosas.



Odebrecht y Graña se arañaron feo

MILICOSAS
Ya entonces el cáncer había avanzado, pero la energía "radiante" volvió con fuerza, y en octubre del 2008 se fue a la zona del Valle de los Ríos Ene y Apurímac (VRAE), donde se mimetizó con los soldados y sacó otra portada histórica. Claro que la oscuridad de la zona y la emboscada de Sendero Luminoso impidieron obtener mejores fotos de acción.

Ya en noviembre y diciembre, estalló el escándalo por el "Gasolinazo" en el Ejército. El general EP Edwin Donayre fue acusado de desaparecer miles de galones, y luego se supo del video donde despotricaba de los chilenos: ""He dado la consigna que chileno que entra, ya no sale, y si sale, saldrá en cajón. Si no hay suficientes cajones, saldrán en bolsas de plástico".

Portadón destapando a
"vladigeneral" Donayre

Pero lo que más movió los cimientos dentro de la institución militar fue el tema de los ascensos. Donayre mandó al retiro a decenas de coroneles egresados en 1977, y por coincidencia sus amigos fueron beneficiados, porque aumentaron sus posibilidades de ascender. Incluso su hermano Rudyar ascendió a general de Brigada. Claro que en lo que es el destino no pudo hacer nada, porque unos días antes había fallecido su hermano Luis Edgar, cayendo desde el piso 16 de un edificio en Miraflores.


Tal vez aquí falte algo más de floro por mi ex editor de cierre. Solo puedo decirles que, gracias a su insistencia, EXPRESO puso el puntillazo final para sacar a este polémico oficial del Ejército. Luego el tío Rado tuvo una recaída y fue internado en el Hospital Rebagliati, pero nunca pudo salir con vida.

Polémico general anunció su adiós. Buuu.

Dicen que a una persona se le conocen por sus frutos, y eso se aplica al periodista Víctor Rado. No tuve la oportunidad de compartir muchos brindis o tertulias con él, pero sin duda que siempre será un ejemplo para mis días de chamba. UN ABRAZO, SEÑOR RADO
.
.
.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Una pena lo del señor Rado, pero dejó un legado que muchos periodistas podemos seguir.
Sara O

Anónimo dijo...

En el corto tiempo que pude compartir con Víctor Rado, comprobé que su talento para el periodismo y su perserverancia para conseguir las "pepas" siempre estuvieron acompañados de buen humor y paciencia para resolver los problemas más complicados, algo que no es muy frecuente en las salas de redacción. Su trato con los jóvenes que llegamos a Expreso en los últimos meses siempre fue cordial y nunca se negó a brindarnos sus sabios consejos, sustentados en su experiencia de tantos años en este apostolado.

Ojalá sepamos seguir el camino trazafo por este gran periodista y mejor amigo.

Pd. César, gracias por recordarnos el buen ejemplo que Víctor rado nos ha legado a las nuevas generaciones de periodistas.

david dijo...

Haber conocido a Victor es haber aprendido a resignar lo vanal, lo accesorio que es lo material y los intereses que de ello se derivan, conocerlo fué reinvindicar la nostalgia por los principios, el denuedo por la constancia y el desprecio por el dolor personal para dar hasta lo último de si por su pais, su familia y sus amigos.
gracias Victor y el homenaje viene tambi{en de un pueblo "crema" del cual era integrante y amaba y que estos dias dedicó un triunfo ante los argentinos de San Lorenzo como una flor hermosa para el Perú y para tí querido Victor...hasta siempre.

David Falcón Novoa
INTIÑAN carajo

CRONICA REGIONAL ARICA dijo...

Conocí a Víctor en la juventud, cuando él era corrector de estilo para diversos medios de comunicación, incluso en el diario Gestión, donde yo ocupé el cargo de Jefe de Producción... Era un hombre autodidacta y con escuela... Dueño de un humor diferente, que no correspondía con su apariencia externa... Tuvo etapas difíciles, complicadas, pero supo salir adelante hasta ocupar un sitial importante en la prensa limeña, gracias a su perseverancia, espíritu de lucha y vocación periodística... Las calles del cercado deben recordar su lento caminar... Q.E.P.D estimado Víctor...