sábado, noviembre 03, 2007

PAREN LAS CORRIDAS DE TOROS

Este documento gráfico nos indica que ningún "arte taurino" merece arriesgar la vida de un ser humano.


Este pobre novillero de apellido Estevez pudo quedarse lisiado de por vida



Al final, necesitó la ayuda de otros para matar "en mancha"



Así quedó el valiente artista de las corridas de toros. Y eso que tuvo suerte.